Organízate con estas sencillas estrategias


A veces deseamos estirar las horas para que nos dé tiempo de finalizar todas las tareas del trabajo. Pero no es ni posible ni saludable, por eso es preciso plantearse sencillas estrategias para que la jornada se haga más llevadera y nuestra productividad no decaiga.

Dedica veinte minutos a planificar tareas antes de encender la computadora o comenzar la jornada. Una buena práctica es distribuir las horas entre las tareas que se tiene. Asígnale un tiempo a cada una y, tanto si es suficiente como si no, apúntalo para el día siguiente para que puedas ajustar los tiempos que te lleva cada cosa e ir corrigiendo.


Haz un orden del día realista de las reuniones y cúmplelo

Al menos, inténtalo. Lleva un cronómetro y explica al inicio qué temas se van a tratar y cuánto tiempo se le va a dedicar a cada tema. Es un compromiso que se adquiere con el resto de participantes, y ayuda a cumplirlo. Puede parecer un poco rígido, pero todo el mundo termina agradeciéndolo.


Contesta a WhatsApp a una hora determinada

Silenciar las notificaciones que llegan del móvil es imprescindible para preservar la atención sobre lo que haces. El “multitarea” es un mito, solo podemos prestar atención a una cosa. Lo que realmente ocurre cuando estamos en modo “multitarea”, es que alguna la dejas como en segundo plano y te toca volver sobre lo que ya habías avanzado; resultado: pérdida de tiempo. Aquí toca tirar de asertividad y decir “no”, o mejor, “¿te importa que lo hablemos más tarde?” (muy amablemente) para no sucumbir a la presión por la inmediatez de la respuesta.


Utiliza plantillas de respuesta

Guarda tus mejores argumentos para poder responder de forma adecuada y sin perder mucho tiempo a preguntas recurrentes. Podrás personalizarlos, pero ya tendrás una base sobre la que responder. Te ayudará, además, a contestar correos o memorándums adecuadamente porque habrás estructurado previamente la información con calma, y la respuesta no será producto de las prisas o de cómo lleves el día.


Organiza tu correo

Añade etiquetas o carpetas para que el servidor haga el trabajo por ti. Se lleva un poco de tiempo cuando defines las pautas, pero después funciona solo y te deja la bandeja de entrada despejada. Todos aquellos correos que puedas responder en dos minutos hazlo. Algunos serán más sencillo resolverlos con una llamada. Reduce tareas.


Levántate y muévete un poco cada hora-hora y media

Para que la concentración no decaiga hay que despejarse de cuando en cuando. Además de para la vista y la mente será beneficioso para tus huesos y músculos que te agradecerán que los estires. La circulación de la sangre podrá fluir mejor a todas las partes del cuerpo. También procura beber agua para estar siempre hidratado/a. Si sientes dolor de cabeza prueba a beber un vaso de agua, porque en ocasiones es síntoma de deshidratación.


Consejo extra

Reinicia tu equipo al terminar la jornada. De esta manera cuando tengas que volver a encenderlo a la mañana siguiente se te abrirá a la primera.


MÁS TIPS