Aprende a detectar las señales de que una entrevista ha ido bien


La idea es que tengas una guía que te ayude a eliminar esos nervios e incertidumbre que aparecen justo después de una entrevista. Además con estas pistas podrás estar más tranquilo(a) cuando un proceso te ilusiona, y tener un poco más de certeza sobre cómo saber si una entrevista de trabajo ha ido bien.


Señales de que una entrevista ha ido bien:

1. La despedida ha sido positiva

Si notas que en la despedida, al final de la entrevista, tu entrevistador tiene hasta ganas de decirte que el puesto es tuyo, eso es muy buena señal. Notarás si su impresión ha sido positiva porque intentará, de algún modo, demostrarte que no quiere que busques otro trabajo en otra compañía por el momento.

Algo como “terminaremos de ver a otros candidatos, pero nos has gustado mucho”, es una despedida muy positiva. Si, por el contrario, notas que quieren terminar ya la conversación, puede que debas seguir buscando tu oportunidad ideal.


2. Te han dado fecha para otra entrevista

Si les has gustado, es muy probable que quieran que te vea otra persona de la empresa, o que te conozca quién sería tu responsable más directo en un futuro.

Por ello, recibir un email o una llamada después de la reunión, pidiéndote que vuelvas, es una señal muy, pero que muy buena.


3. Te han hablado en futuro

Por mucho que los entrevistadores sean profesionales muy entrenados en el arte de la cara de póker para no dar pistas sobre su opinión personal, todos somos humanos.

Muchas veces, cuando a la persona encargada de hacerte la entrevista, le das buena sensación y le gustas para el puesto, empieza a cambiar el tiempo condicional por el tiempo futuro.

Fíjate en ese detalle y, si lo detectas, enhorabuena, hay mucho a tu favor a la hora de conseguir este puesto.


4. Se han interesado por tu experiencia

Cuando la persona con la que estás conversando para conseguir un puesto en una empresa está interesada en tu experiencia previa, lo notas.

Es bueno que te hagan preguntas concretas sobre los anteriores proyectos en los que has estado involucrado, eso significa que quieren saber de qué manera puedes aportar en la aventura de este nuevo trabajo. Fíjate en si realmente tienen curiosidad por lo que has hecho, eso es una muy buena señal.


5. La entrevista ha sido de igual a igual

Hay una muy sutil diferencia entre una entrevista de entrevistador a potencial empleado y una entrevista de profesional a profesional.

Para captarla, fíjate en si te habla con distancia o si pone sobre la mesa experiencias comunes y anécdotas que cree que puede compartir contigo por la trayectoria que tienes. Cuando la conversación se convierte en una charla de tú a tú, es muy posible que pronto recibas una llamada diciéndote que has sido seleccionado.


Estas cinco referencias te darán tranquilidad después de una entrevista y harán que la incertidumbre desaparezca. Además, también puedes revisar qué preguntas hacer cuando estés hablando con el entrevistador, con tal de asegurarte aún más el éxito.


MÁS TIPS